Envío gratuito a partir de 30€

Deliciosos, tradicionales y perfectos para acompañar el café, un postre o tu bebida caliente favorita, los carquinyolis origen son la excusa perfecta para desconectar y regalarte un momento de disfrute y deleite en cualquier lugar.

Estos biscotes duros con almendras y otros ingredientes son habituales en la comunidad autónoma de Cataluña (España). No obstante, también podemos encontrarlos en Valencia, Baleares, Aragón e incluso en Italia con el nombre de cantucci di prato, cuya textura seca y crujiente, es combinada típicamente con vino dulce y otras bebidas calientes como el té o el café.

El origen de los carquinyolis

El origen de los Carquinyolis y su receta tradicional

Los carquiñolis tienen una interesante historia. Se han encontrado archivos que demuestran que estos dulces tienen origen a finales del siglo XIX en el Alt Pedenès. Se cree que vienen de recetas medievales que fueron recuperadas por varias familias en el año 1888 en la Espluga de Francolí, quienes se valían de los almendros de su entorno para hacer la pasta en hornos de leña, convirtiendo a este dulce en una receta de éxito que empezó a ofrecerse a los habitantes y visitantes como una deliciosa exquisitez de la zona.

Además de lo anterior existen algunas variantes de estos riquísimos biscotes: los cantuccini, típicos italianos y los rosegones valencianos, muy parecidos en textura y sabor. Por otro lado, encontramos los carquinyols menorquines que se elaboran con almendra molida, pero conservan los ingredientes principales del dulce exquisito.

Tradicionalmente el secreto de la consistencia de esta deliciosa galleta radica en su doble horneado, porque se cocina primero la masa en forma de barra y luego se cortan y se meten al horno para secarlos bien. Y aunque por sus características es un dulce muy típico de Navidad, puede comerse en cualquier momento del año y disfrutarse en recetas, con bebidas calientes y como alternativa para picnics y escapadas,o, como complemento para postres cremosos.

Sus ingredientes principales suelen ser: la almendra, los huevos, la harina y el azúcar; no obstante, los carquiñolis de DolçArt son veganos, conservando toda nuestra historia y tradición artesanal desde 1956, pero adaptándonos a las exigencias modernas del mercado.

Curiosidades de los Carquinyolis

La palabra carquinyoli proviene del verbo catalán “cranquiyar”, que en castellano se traduce como “crujir”. Estos deliciosos dulces, son perfectos para comer en cualquier momento, pero además, tienen una serie de curiosidades que te sorprenderán. ¡Te las contamos a continuación!

1. Estas pastas secas y muy crujientes, conocidas como carquiñolis, son reconocidas por ser una receta típica del mediterráneo español.

2. Pese a que existen muchas variantes de los carquinyolis, el ingrediente común que tienen todas las recetas es la almendra.

3. Al ser un producto tan seco permite que puedan conservarse bien.

4. Normalmente en Barcelona se les llama carquinyolis, en Italia cantuccini y en Valencia rosegons.

5. Según la receta y su lugar de fabricación, estos biscotes pueden tener almendras, chocolate, arándanos y en general otros frutos secos, lo cual lo convierte en el snack o el complemento perfecto para sorprender tu paladar y el de tus invitados.

6. Los carquiñolis de DolçArt se caracterizan por ser veganos, al mismo tiempo que se apegan a la tradición de nuestro origen.

Receta para hacer Carquinyolis en casa

No hay nada más delicioso que unos carquinyolis crujientes y recién hechos. Para preparar tus propios dulces en casa, te proporcionamos una receta sencilla que te permitirá disfrutar de este manjar con tu familia y amigos en menos de lo que piensas.

Ingredientes para elaborar los carquinyolis

Para 4 personas

  • - 80 almendras crudas
  • - 2 huevos
  • - 150 gr de harina de trigo
  • - 90 gr de azúcar
  • - 10 gr de levadura química
  • - Canela molida al gusto
  • - Una pizca de sal fina

Preparación:

Deja las almendras sin pelar, y ponlas aproximadamente 20 o 30 minutos en remojo.

Mezcla todos los ingredientes en un bol -excepto un huevo- hasta que la masa sea ligeramente homogénea. Escurre las almendras y repártelas por todo el preparado. Precalienta el horno a 180º.

Procede a extender la mezcla en una bandeja de horno la cual hayas forrado con papel sulfurizado o con un silpat. Forma una especie de barra de pan de unos 5 cm de ancho. Termina barnizando el preparado con el otro huevo batido.

Después de 15 minutos de horneado, verás que la masa lucirá tostada. Aprovecha para sacarla del horno y cortarla según tus preferencias. Vuelve a hornearla colocando las rebanadas tumbadas y espera a que los carquiñolis queden secos.

¿Con qué puedes acompañar los carquiñolis?

Los carquinyolis son bastante multifacéticos: puedes disfrutarlos solos o en compañía de un delicioso té o café, ¡o con helado! También saben increíble como complemento a otro postre catalán, por ejemplo, la crema catalana, ya que la textura crujiente en compañía de la crema constituye una mezcla maravillosa de texturas que suelen agradar al paladar.

Igualmente, estas ricas pastas constituyen el snack perfecto para un picnic o un día de playa, ya que es compatible con un sinnúmero de sabores y texturas. ¡Tú eres el chef definitivo!

Nuestros carquiñolis artesanales

Como una empresa familiar de tres generaciones elaborando pastas dulces de manera artesana, hemos apostado por una nueva propuesta, manteniéndonos fieles al producto tradicional, pero esta vez creando una nueva línea de productos ecológicos, veganos y de alta calidad.

En el caso de los carquinyolis veganos, seleccionamos los mejores ingredientes y los preparamos de manera artesanal con la receta tradicional de almendras y con chispas de chocolate, que aportan ese factor sorpresa a cualquier momento del día.

En DolçArt contamos con dos tipos de carquiñolis: de almendras y de chocolate.

- Carquiñolis de almendra: Nuestras crujientes galletas se caracterizan por su exquisito sabor a almendra, vainilla y por su perfecto horneado, reconocido por ser el secreto mejor guardado de este biscote. En nuestra empresa artesanal apostamos por seguir la tradición, adaptándonos a las necesidades actuales. Por eso los ingredientes que componen los carquinyolis de almendra son veganos y de la más alta calidad.

- Carquiñolis con chispas de chocolate: El factor sorpresa de las chispas de chocolate convierte a este biscote en la excusa perfecta para darte un capricho vegano en cualquier momento del día: como postre o tentempié para la sobre mesa y para compartir con amigos y familia. ¡La elección perfecta!

¿Quieres comprar carquinyolis artesanales? En DolçArt podrás encontrar cajas de 250gr con el toque tradicional que todos adoran.

DolçArt, endulzándote la vida desde 1956.