Envío gratuito a partir de 30€

En Dolç Art siempre nos gusta innovar y de qué mejor manera que elaborando una receta de helado con nuestras increíbles e insuperables galletas como son las tejas de coco.

Contamos con la experiencia de 3 generaciones elaborando nuestras ricas galletas, siempre de forma artesanal y con productos de proximidad y de la mejor calidad.

Ahora que llega el verano, las podremos disfrutar también en forma de helado para los más exquisitos paladares.

Para realizar un helado de alta calidad, es importante usar ingredientes frescos y productos lácteos con un alto contenido de grasa como nata o mascarpone para que nos aporten cremosidad y, al mismo tiempo, potencien el sabor.

Helado de tejas de coco galletas

Ingredientes para elaborar el helado de tejas de coco

Las cantidades son para 4 personas:

  • - 150g de tejas de coco
  • - 300ml de leche entera
  • - 200ml de nata líquida para postre o mascarpone
  • - 75g de azúcar
  • - 15g de miel
  • - 2 yemas de huevo

Cómo hacer helado de tejas de coco galletas

Esta receta es relativamente fácil y rápida de elaborar ya que en 20 minutos la tendrás hecha y en 8 horas podrás degustar este magnífico manjar, ya sea para postre de nuestras comidas, merienda o como tentempié. En DolçArt, creemos que cualquier hora es buena para disfrutar de un exquisito helado.

A continuación, os explicamos los pasos a seguir bien detallados.

Primero, tenemos que calentar en una olla pequeña o cazo la nata, el azúcar y la miel siempre a fuego medio tirando a bajo para que los ingredientes no hiervan y no se quemen.

Mientras estos ingredientes están en el fuego, siempre vigilando y removiendo la mezcla, podemos empezar a triturar los 150 gramos de tejas de coco. La mejor manera de triturar nuestras galletas es usando una batidora con brazo normal o con un accesorio específico para picar los alimentos o una picadora o picatodo. También se puede usar una licuadora, aunque no dará el mismo resultado ya que tiende a apelmazar las galletas.

Una vez trituradas, las ponemos en un bol y las mezclamos con unos 200 o 250 ml de leche. El resto de la leche, la reservaremos para más tarde.

Cuando la mezcla de la nata, el azúcar y la miel estén listas, echaremos la mezcla que acabamos de elaborar (las tejas de coco y la leche). Para saber si la mezcla está lista, tendremos que ver que el azúcar se haya disuelto y la nata esté tibia. Removemos bien toda la mezcla para que todo se una perfectamente y coja consistencia.

En otro recipiente, mezclaremos las 2 yemas de huevo con la leche que hemos reservado anteriormente y las unimos a toda la mezcla que tenemos en la olla o cazo. Hay que cocer la crema hasta que quede ligeramente espesa y todo ello sin parar de remover. En todo momento, debemos tener cuidado que no hierva y que no se pegue.

Una vez realizado todo el proceso, vertemos la crema en otro recipiente (a poder ser de cristal) y enfriamos durante unas horas.

Ahora toca montar el helado. Lo podemos hacer a mano o mediante una heladera. Para hacerlo a mano, tendremos que ir removiendo el helado cada media hora para que no se vayan formando pequeños cristales de hielo.

Y si dispones de una heladera, deberemos meter el recipiente extraíble de la máquina en una bolsa de plástico y luego en el congelador durante 24 horas. La bolsa debe estar cerrada para que no se formen depósitos de hielo y en el congelador para que esté lo más fría posible en el momento de montar el helado. Aconsejamos encender la heladera antes de verter la masa de helado para que no se pegue en las paredes interiores de la máquina. Seguidamente, vertemos la crema y dejamos que trabaje durante unos 40 minutos aproximadamente hasta que coja consistencia.

Finalmente, guardamos el helado en un recipiente en el congelador y lo dejamos un par de horas más para poder consumirlo.

¡Y listo! Ya tenemos nuestro exquisito helado elaborado con nuestras deliciosas tejas de coco.

Cómo acompañar el helado de tejas de coco

El helado de tejas de coco se puede acompañar con infinidad de alimentos, ya sea con fruta fresca como fresas, coco, mango, melocotón, albaricoque, moras, etc. o con deliciosos toppings de chocolate, nueces caramelizadas con miel, sirope de chocolate o toffee, caramelo de mantequilla salada o chocolate, coulis de fresa y todo lo que te puedas imaginar queda espectacular con nuestra fantástica receta.

Como a nosotros nos encanta el coco, hemos decidido colocar nuestro helado dentro de un coco partido por la mitad para saborearlo junto con la pulpa y potenciar más su sabor. Y si tienes invitados, se quedarán asombrados tanto por la presentación como por el sabor.

DolçArt, endulzándote la vida desde 1956.